30 de junio de 2011

Entrenamiento a niños de 7 a 9 años

entrenamiento a niños entre 7 y 9 años

Durante la fase de crecimiento de los niños, se desarrollan distintas capacidades físicas que un entrenador tiene que intentar fijar para el buen aprendizaje de cualquier actividad física.

Cuando un niño o jugador tiene entre 7 y 9 años, se empiezan a fijar las capacidades motrices que ha adquirido en la etapa anterior (de 4 a 6)

Para ello, los entrenamientos deben estar encaminados a que el uso de estas capacidades físicas se ponga en práctica de una forma más compleja y precisa.

  • Los desplazamientos tienen que empezar a tener un objetivo. Conseguir llegar a un punto antes que los compañeros, tener que evitar un obstáculo o participar en una carrera de relevos, no solo le va a permitir desarrollar su desplazamiento con velocidad y precisión, también va a hacer que empiecen a pensar como ganar al compañero. Esto hará que tengan que desarrollar astucia y táctica para conseguir ganar.
  • El desarrollo de la fuerza, coordinación y equilibrio se trabaja perfectamente con los saltos. En estas edades empezaremos a poner en práctica el uso de saltos durante el entrenamiento. Aunque no será hasta la siguiente etapa donde dominen su cuerpo de forma que hagan los saltos de forma equilibrada, es bueno que empiecen a darse cuenta de cómo impulsarse y como caer.
  • La posibilidad de variar una carrera bruscamente, girarse hacía un lado o hacia el otro nos dará un aporte a su coordinación importantísimo de cara a su desarrollo. Nos dará la posibilidad de que los niños empiecen a fijar la percepción espacial y temporal para hacer las acciones en el momento preciso. El uso de juego de persecución puede ser bueno para esta práctica
  • Hasta estas edades los jugadores están más acostumbrados a transportar el balón que a pasárselo a su compañero. Así que es bueno la práctica de lanzamiento y recepción de objetos. Los ejercicios de pase le darán al niño la posibilidad de empezar a calcular la fuerza necesaria para llegar al objetivo. Tendrán que tener en cuenta la velocidad, distancia y trayectoria para la mejora de la precisión del pase. 

Consideraciones

  1. Debemos fomentar su afán de superación
  2. Los juegos con normas les empiezan a interesar  
  3. Los entrenamientos ya requieren cierta intensidad para mantenerles motivado
  4. No mantienen mucho tiempo actitud de trabajo así que mezclar con juego  
  5. Fomentar los juegos de equipo
  6. La habilidad motriz la valoran mucho entre ello 
  7. Mejoría de las percepciones sensoriales hace que mejoren la coordinación
  8. Fomentar ejercicios para la mejora del equilibrio  
  9. Fomentar ejercicios de persecución

También te puede interesar:

Entrenamiento a niños de 4 a 6 años
Aprender a enseñar
Aprender a enseñar II

2 comentarios: