20 de agosto de 2011

Características del portero de fútbol


características de un portero
El portero

El puesto de portero de fútbol es el más especial de todos los equipos. Es el jugador más especialista del equipo. Un jugador que juega de portero se tiene que especializar en movimientos, técnica y demás cualidades y conocer las características del portero de fútbol es básico para saber si puedes jugar en esa posición

El hecho de que un portero no pueda tocar el balón fuera del área y que dentro del área sea el único que puede hacerlo con la mano, le hace ser el jugador más especial dentro del equipo.

En la iniciación de los niños en el mundo del fútbol, los entrenadores no deberían fijar un portero a muy temprana edad. Es más recomendable que vayan pasando todos por la portería. Con esto se conseguirán dos cosas. No encasillar demasiado en un puesto tan específico a un niño y que todos los jugadores sepan y sientan como se ven las cosas desde la portería y se les inculque ayudar siempre al portero en tareas defensivas.

Cualidades de un portero



Como venimos comentando, el portero es el puesto más específico que existe así que requiere unas cualidades y capacidades muy especiales. Las podemos dividir en tres apartados:

  Cualidades física

  Características neurológica

  Carácter


Cualidades físicas



  Velocidad de reacción, aceleración y desplazamiento

  Flexibilidad y elasticidad

  Envergadura y longitud de mano

  Peso-altura equilibrado


Estas cualidades se deben trabajar (velocidad, flexibilidad) durante los entrenamientos para llegar a perfeccionar y desarrollar toda la capacidad del jugador. Y aunque un jugador de forma innata no tenga parte de estas capacidades, con entrenamientos y trabajo puede mejorar mucho.


Características neurológicas



  Coordinación

  Agilidad

  Percepción espacio-tiempo

  Atención


Las cualidades neurológicas también se pueden entrenar para su mejora. La coordinación se tiene que trabajar desde los inicios, lo que le permitirá aumentar su agilidad. 

Carácter



Esta es la cualidad más difícil de mejorar. Es algo innato de las personas que se va formando por muchos factores. Al ser lo más difícil de entrenar, debemos buscar chicos o chicas que su carácter coincida con lo que un portero necesita.

  Valentía: no tener miedo al balón, al contrario, a hacer salidas… es algo muy importante en el puesto.

  Decisión: tener decisión es otra de las cualidades importantes, no temer el fallo y tomar decisiones rápidas para así reaccionar rápido

  Fuerte y equilibrado: no venirse abajo ante situaciones difíciles ayuda a los compañeros

  Comunicador: un portero tiene que estar en continua comunicación con el resto de compañeros para coordinar las acciones del equipo

  Agresividad: un punto de agresividad le permite tomar decisiones y realizar acciones con valentía.


Si reunimos a un jugador con todas estas características, entrenamos fuerte y tenemos algo de suerte, podremos tener un gran guardameta, así empezó uno de los mejores porteros de la actualidad. Iker Casillas



También te puede interesar:

Calentamiento portero