15 de agosto de 2011

Golpeo con la puntera


El golpeo de puntera siempre ha sido como el último recurso para un jugador. Esta muy mal “visto” en el fútbol 11 porque siempre ha sido el golpeo que se realizaba cuando no se sabía jugar.

Pero el golpeo de puntera en el fútbol sala es una forma más de golpear al balón. Este tipo de golpeo también exige un entrenamiento para conseguir realizarlo en beneficio propio. Se caracteriza porque se imprime mucha fuerza y trabajando y entrenando se puede llegar a conseguir precisión. Aunque la precisión no prima en este tipo de golpeo, si que se puede mejorar bastante.

Tal vez de todas las características y beneficios que podemos decir de pegar al balón con la puntera, la velocidad de ejecución es la que más destacaríamos. Es un tiro que podemos realizar prácticamente si coger carrera, sin cargar mucho la pierna. Con lo que se convierte en un recurso para sorprender con un tiro rápido y fuerte.


Golpeo con la puntera

  Fase inicial: nuestra posición será en la línea que marca el balón con el objetivo. Normalmente la portería. A diferencia que sucede en la mayoría de golpeo que siempre tendemos a inclinarnos a un lado.

  Fase previa:

          Carrera: como en todo golpeo hay que adecuar la carrera para llegar coordinado y con la velocidad adecuada para golpear al balón

          Pie de apoyo: situarlo un poco antes del balón para poder imprimir toda la fuerza en la ejecución y orientado al objetivo

          Pierna de apoyo: semiflexionada para buscar equilibrio



  Momento de contacto: golpear al centro del balón, con el pie haciendo 90 grados con la pierna. Los dedos del pie tienen que estar ligeramente hacía arriba para evitar hacernos daño y estirados. Y el cuerpo ligeramente hacía delante.

  Fase posterior: acompañar el movimiento de inercia hacía delante

  Los brazos: como siempre utilizados para equilibrarnos cuando terminamos la ejecución.


Así pues el golpeo de puntera es un recurso más que hay que dominar en el fútbol sala y que nos permitirá realizar tiros fuertes y rápidos casi sin carrera previa. Esto puede sorprender al rival y conseguir nuestro objetivo.
Los lanzamientos de puntera se realizarán para tiros a puerta y hay que evitar su uso en pase, dada su poca precisión.

También te puede interesar: