30 de septiembre de 2011

¿Papá que haces?


Para todos esos padres que no entienden que los niños SOLO quieren divertirse jugando al fútbol. Un recordatorio y un toque de atención a todos esos padres que por algún motivo o por otros, se equivocan.

Esta carta escrita por un niño dirigiendo se a su padre, nos tiene que hacer reflexionar.


¿Papá que haces?

No sé como decírtelo. Seguramente crees que lo haces por mi bien, pero no puedo evitar sentirme raro, molesto, mal.
Me regalaste un balón cuando apenas empezaba a andar. Todavía no iba a la escuela cuando me apuntaste al equipo de fútbol. Me gusta entrenar durante la semana, bromear con los compañeros y jugar el domingo como lo hacen los equipos grandes.
Pero cuando vas a los partidos no sé, ya no es como antes. Ahora no me das una palmada cuando acaba el partido ni me invitas a un bocadillo.
Vas a la grada pensando que todos son enemigos, insultas a los árbitros, los entrenadores, los jugadores, los padres ...
Por qué has cambiado? Creo que sufres y no lo entiendo.
Me repites que soy el mejor, que los otros no valen nada a mi lado, que quien diga lo contrario se equivoca, que sólo vale ganar.
Ese entrenador que dices que es un inepto es mi amigo, el que me enseña a divertirme jugando.
El chaval que el otro día salió en mi lugar,¿ te acuerdas ? Si, hombre, aquel a quien estuviste toda la tarde criticando porque, como tú dices, no sirve ni para llevarme la bolsa. Ese chico está en mi clase. Cuando lo vi lunes me dió vergüenza. No te quiero decepcionar. A veces pienso que no tengo la suficiente calidad, que no llegaré a ser profesional y a ganar cientos de millones, como tú sueñas. Me abrumas. Incluso he llegado a pensar en dejarlo; pero me gusta tanto...
Papá, por favor, no me obligues a decirte que no quiero que vengas más a verme jugar. 


También te puede interesar:





25 de septiembre de 2011

Técnica de portero

Dentro de la técnica de un portero, una de las acciones más importantes son las recogidas o blocajes.
Un blocaje consiste en atrapar el balón evitando que haya un rechace. Y su importancia radica en que se tiene el control absoluto del balón por parte del potero porque se queda con ella y no se da una nueva oportunidad al equipo contrario de volver a tirar a puerta.

Tipos de blocaje



Durante el juego, los distintos tiros a puerta con el objetivo de conseguir gol, hacen que haya distintos tipos de blocajes según las características podemos ver que existen:

  Según el lado

         Derecho

          Izquierdo

          Centro

  Según la altura

          Rasos

         Altos

         Media altura

Dependiendo del tipo de tiro que sea, tendremos que hacer el blocaje correspondiente, y cada uno tiene su técnica que tendremos que manejar para dar mayor seguridad a la recogida. 

Aspectos fundamentales



Podemos enumerar una serie de aspectos que nos guiaran en el dominio de la recogida.

  Siembre hay que poner el cuerpo entre el balón y la portería. Parece obvio pero muchas veces los porteros intentan atajar el balón solo con las manos, estirando los brazos a un lado. De esta forma, si cometemos un error con las manos, el balón entrará a la portería, pero si hemos puesto el cuerpo detrás de las manos, éste golpeará en el cuerpo y podremos atajarlo de nuevo.

  En la recogida, la posición de las manos es importante. Siempre estarán abiertas y tenderán a estar lo más juntas posibles para evitar que el balón pase entre ellas. Los dedos deben estar abiertos apuntando hacia abajo, a los lados o hacia arriba dependiendo si la recogida es rasa, alta o media altura. Una vez el balón entre en contacto con las manos, tendremos que amortiguarlo y dirigirlo hacía nuestro pecho para una mayor seguridad.

  Las piernas estarán semiflexionadas para recogidas a media altura y altas (así podremos saltar en caso necesario) y en caso de un blocaje raso apoyaremos una rodilla en el suelo entre el balón y la portería. Ésta se situará detrás de los brazos y nunca entre ellos.

  Los brazos variaran su posición dependiendo de la altura de la trayectoria del balón. Para recogidas rasas tendremos que estirarlos a ras de suelo para conseguir que el balón suba hasta el pecho.


Desplazamientos laterales


En el supuesto que el blocaje o recogida nos implique una estirada hacia uno u otro lado, tenemos que tener en cuenta varias cosas para evitar errores y para evitar hacernos daño.

  Nos impulsaremos con la pierna del lado hacía donde nos vamos a tirar

  Inclinaremos el cuerpo hacia el lado donde nos vamos a tirar

  Estirar bien los brazos con las manos abiertas intentando interceptar el balón

  Utilizar las dos manos, una para parar el balón y la otra para sujetarlo

  La caída tiene que ser un apoyo progresivo desde el muslo hasta el antebrazo.


En el siguiente video es un entrenamiento de porteros de futbol 11 aunque se puede aplicar a los de fútbol sala podemos ver un ejercicio mejorar las estiradas, fijaros en como recogen el balón y en las caídas. Algunos las realizan mal cayendo con el codo, pero otros la realizan perfectamente.



También te puede interesar:





20 de septiembre de 2011

La motivación



Si eres entrenador o quieres serlo, la motivación es uno de los aspectos psicológicos que vas a tener que manejar.

La motivación es fundamental para todo aquel que practica un deporte. Tienes que tener la motivación adecuada para entrenar el tiempo necesario, con la intensidad suficiente, concentración, sacrificio y demás aspectos necesarios para la mejora.

Saber encontrar la motivación e inculcársela a los niños es uno de los primeros objetivos que han detener los entrenadores en edades tempranas para hacer que los niños o niñas entrenen y mejoren.

Es por tanto una función del entrenador aprovechar y fortalecer todos estos valores para que los chicos tengan una motivación alta.


Interés inicial a la actividad



Los chicos que empiezan en la práctica de un deporte, empiezan con una motivación digamos que “innata” por las siguientes razones:

  Aspecto lúdico del deporte

  Relaciones con los demás niño

  Aspecto competitivo entre ello

  El espejo de los deportistas famosos.



Por estos motivos, el entrenador debe aprovechar esta motivación para que desarrollen sus capacidades físicas, deportivas y humanas.

Pero estas motivaciones que hemos llamado “innatas” no duraran para siempre, y la labor del entrenador será saber continuar un modelo de motivación que siga la línea estimulante y gratificante original.

Modelos significativos



El uso de un modelo significativo ayudará a que el niño quiera conseguir objetivos y el entrenador podrá utilizarlo como medio para motivar. Este modelo lo tendremos que utilizar para aspectos menos lúdicos o que requieran un sobre esfuerzo físico.

Podemos decir que hay dos tipos de modelos:

  El jugador famoso que todos los niños quieren imitar y llegar a ser como él

  El jugador más cercano, ya sea un compañero de equipo, un jugador de una categoría superior por ejemplo.


Estos dos tipos de modelos son los que el entrenador tiene que saber manejar para motivar a los niños en los aspectos que más se necesiten.
Un ejemplo que los autores suelen utilizar para ver cómo gestionar estos modelos en el fomentar en juego sin balón a un niño.
El jugar sin balón es un aspecto táctico que pocos niños se sienten atraídos por él, así que puede ser una buena forma de motivarles, el uso de estos dos modelos. 

Con el jugador más conocido como ejemplo de jugador que juega muy bien sin balón, haremos que se despierte en el niño el interés por este aspecto, pero después necesitaremos un modelo de jugador más cercano que hará que esteinterés y motivación se mantenga alto y que dure en el tiempo.

Si solo usáramos el del jugador famoso, la lejanía que el niño percibe entre él y el jugador famoso haría que poco a poco el interés desapareciera y con la perdida de ese interés también desaparecería la motivación.

Aprende con un jugador como Ronaldinho






También te puede interesar:








15 de septiembre de 2011

Acciones del portero



Como ya hemos visto en anteriores reportajes, el puesto de portero es el más específico de los puestos dentro de un equipo de fútbol.

Para la iniciación el aprendizaje de la técnica de portero, tenemos que saber motivar a los niños a que se interesen por aprender. Para ello podemos utilizar varios elementos que aparte de llamarles la atención, los utilizaremos como apoyo para evitar golpes.

Las colchonetas, coderas, rodilleras, pantalones acolchados, guantes, son todo elementos que aparte de hacer su función, también llaman la atención a los jóvenes jugadores.

Una vez motivado, los chicos tienes que aprender un mínimo de acciones técnicas necesarias para su desarrollo como guardameta.

Acciones Técnicas


  Acciones técnicas sin balón

          Posición básica

          Desplazamientos entorno a la portería

          Fintas defensivas

  Acciones técnicas con balón

          Recogidas

          Despejes y desvíos

          Salidas

          Lanzamientos


Posición básica


Llamamos posición básica, a aquella posición en la que sin todavía intervenir en el juego de forma directa, el portero ha de estar pendiente por la posibilidad de participar.

Su colocación será: 

  Cabeza: levantada mirando al balón

  Tronco: inclinado hacia delante

  Brazos: semiflexionados y algo separado

  Manos: abiertas a la altura de los muslo

  Piernas: abiertas a la altura de los hombros y flexionadas ligeramente

  Pies: apoyados sobre las punteras para actuar rápidamente


Desplazamientos entorno a la portería


Cuando un portero se sitúa en su portería tiene que ser consciente de que los movimientos que realiza tiene un objetivo principal, que es ocupar el mayor espacio posible, dejando el menor hueco posible y estar preparado para actuar lo más rápidamente posible.

Consejos de cómo moverse:

  Estar siempre en posición defensiva (piernas abiertas altura hombros y semiflexionadas)

  Para desplazarse, levantar el pie del lado al que se quiera ir, e impulsarse con el otro.

  Nunca cruzar las piernas cuando haya desplazamiento

  Estar situados en la bisectriz del ángulo formado por los postes y el balón


Fintas defensivas


Aunque las fintas parece que son más propias de los jugadores de campo, un portero también las puede utilizar a la hora de parar. Sobre todo en acciones de inferioridad o de mano a mano, el uso de fintas para engañar al contrario tiene que utilizarse para intentar confundir al adversario.

En el siguiente video podemos ver algunos ejercicios de entrenamiento de porteros, y aunque interviene el balón, quiero que os fijéis en los ejercicios de desplazamiento que realizan.








También te puede interesar: