Mostrando entradas con la etiqueta entrenamiento. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta entrenamiento. Mostrar todas las entradas

10 de octubre de 2011

Ejercicio pase elevado

Durante el transcurso de un partido, hay muchas situaciones que requieren el uso de los pases elevados. Estos pases requieren un dominio de la acción para evitar una pérdida de la posesión de balón.Normalmente se utilizan para cambios de juego de un lado a otro, o de centros desde la banda para los remates en el área.

Con el ejercicio que vamos a ver vamos a practicar varias de las acciones técnicas que se suelen utilizar a lo largo de un partido y también podemos aprovechar para hacer velocidad.

Pases elevados y su control





  El jugador A pasa el balón elevado al jugador B

  El jugador A corre hacia donde estaba el jugador B

  El jugador B controla el balón

  El jugador B conduce el balón hacia el jugador G

  El jugador C pasa el balón elevado al jugador D

  El jugador C corre hacia donde estaba el jugador D

  El jugador D controla el balón

  El jugador D conduce el balón hacia el jugador E



Como habéis podido comprobar es un ejercicio relativamente simple pero en el que se ponen en práctica varias cosas.

Tan solo necesitamos cuatro conos para delimitar la zona y la distancia donde queremos realizar el ejercicio, dos balones y ocho jugadores.

En este ejercicio practicamos el pase en elevación, el control de un balón elevado, la conducción y podemos hacer que los jugadores entrenen la velocidad exigiendo que sea a sprint la carrera que realizan después del pase.

Así pues una vez más un ejercicio muy simple pero muy completo. Y como no, aumentando distancias, metiendo defensores en los puntos de recepción del pase u obligando a conducir de una determinada manera, puede hacer que el ejercicio sea un poco más complejo para los jugadores más experimentados.




También te puede interesar:





5 de septiembre de 2011

Ejercicio control y salida de espaldas

Como vimos en el reportaje anterior, el control es una acción técnica muy necesaria para los jugadores. En el ejercicio que veíamos los controles eran orientados para realizar conducciones a 90 grados de la dirección de donde venía el balón.

En el ejercicio que vamos a ver a continuación va en la misma línea pero ahora las salidas serán en 180 grados. Es decir en la dirección opuesta a la orientación que tenemos cuando controlamos el balón.

Sería bueno que siguiéramos incidiendo en la necesidad de controles orientados en un solo movimiento para ganar velocidad. Esta velocidad con el control en un solo movimiento nos servirá de mucho en acciones reales de juego cuando existan defensores.

Ejercicio control con salida a 180 grados.













Para la práctica de este ejercicio durante los entrenamientos solo son necesarios cuatro conos. Colocados en la misma línea y separados entre sí por la distancia que se considere oportuna. Alrededor de unos cinco metros estaría muy bien.

Participaran tres jugadores y un solo balón.

  El jugador A pasa al jugador C

  El jugador C controla y se gira

  El jugador C conduce hasta el siguiente cono

  El jugador C pasa al jugador B

  El jugador B devuelve en un solo toque

  El jugador C control y se gira

  El jugador C conduce hasta el siguiente cono


En este primer caso, el que trabaja principalmente es el jugador C. Los controles y la conducción tendrán que ser rápidos y controlados. Lo podemos realizar durante seis o diez repeticiones y cambiar la posición de los jugadores.

El pase del jugador A y el jugador B debe ser a un solo toque, aunque si el nivel de los jugadores no es suficiente para realizarlo así, podemos permitir que sea control y pase.

El jugador del medio tiene que realizar los controles rápidos y con las distintas superficies (planta, interior, exterior) y acostumbrarse a realizar una finta previa en cada control.




También te puede interesar:



10 de agosto de 2011

Entrenamiento a niños de 14 a 17 años

entrenamiento niños de 14 a 17 años

Durante los anteriores reportajes sobre este tema, hemos tratado de explicar que en cada una de las fases de crecimiento por las que pasan los niños, los entrenamientos y los ejercicios tienen que estar pensados en función a su edad. 

En esta última fase antes de ser senior, los niños entre 14 y 17 años, es importante controlar los ejercicios y su dificultad para que los niños puedan ir realizándolos progresivamente y ayudar a su desarrollo.

Así mismo, las capacidades motrices que se van adquiriendo en el crecimiento, hay que fomentarlas y practicarlas para su correcto aprendizaje.

En esta última etapa, que va desde los 14 años a las 17, los chicos estarán motivados por distintos aspectos.

Factores de motivación



  El control de los movimientos: cuando un chico de esta edad es consciente de su dominio en los movimientos, estará motivado para aprender y mejorar. Para ello, la base física y de movimientos que haya adquirido en las etapas anteriores será fundamental para su perfeccionamiento.

  Fortaleza física: la motivación que le da la fortaleza física es muy importante, una buena condición física que le permita desarrollar la actividad a la perfección, ayuda a que los chicos quieran seguir practicando.

  El cuerpo atlético: los chicos a estas edades valoran mucho su aceptación social y éxito en los grupos de amigos. El desarrollo corporal que provoca la práctica deportiva está muy valorado en los grupos sociales.

  Éxito en las competiciones: la participación en competiciones, aceptación de reglamentos y la aceptación de las normas les hace sentir mayores. Los adultos son los que han puesto estas normas y competiciones y los chicos se sienten adultos al participar en ellas.


A estas edades los chicos que realizan una práctica deportiva regularmente, en nuestro caso el fútbol, tiene dos necesidades principales.

  Mejora técnica: la superación de las situaciones cada vez más exigentes durante el desarrollo del juego, les hace querer perfeccionar su técnica, y el entrenador debe aprovecharlo adecuando los ejercicios y entrenamiento

  Mejora condición física: en esta última etapa quieren mejorar su rendimiento. Y para ello tiene que darle importancia a la condición física, por eso los entrenadores deben dar importancia a la preparación física.



Tal vez esta sea la edad límite para dedicarse profesionalmente al fútbol, los chicos que con 17 años no hayan adquirido un cierto nivel, tendrán muy difícil la practica a alto nivel. El Milán, conjunto italiano ganador de 7 copas de Europa, lo sabe y realiza campus a jugadores desde 5 años a 17.

En el siguiente video podéis ver un fragmento de un entrenamiento, esperamos que os guste.


También te puede interesar:

Entrenamiento a niños de 4 a 6 años
Entrenamiento a niños de 7 a 9 años
Entrenamiento a niños de 10 a 13 años

5 de agosto de 2011

Ejercicio pase en triángulo

En el ejercicio que os proponemos hoy está pensado para trabajar el pase. Pero no solo trabajaremos este aspecto técnico. También trabajaremos el movimiento después del pase, el control orientado, la velocidad y la conducción.

Podréis pensar que será un ejercicio muy complicado para poder ser tan completo, pero todo lo contrario. Si por algo destaca este ejercicio es por su sencillez.

Ejercicio de pase en triángulo



Para la realización del ejercicio necesitaremos tres conos y el número suficiente de balones. Si trabajamos en grupos de cinco jugadores, con tres balones es suficiente. Si por número de jugadores del equipo tenemos que dividirlos en grupos algo mayores, aunque podríamos seguir usando tres balones, lo normal sería ir aumentando el número de balones.

La realización es la siguiente:


  A pasa a B

  A corre hacia donde estaba B

  B controla y se gira

  B pasa a C

  B corre hacía donde estaba C

  C controla

  C conduce lo más rápido posible hasta el final del grupo

  Sale el siguiente jugador



Como habéis podido comprobar su sencillez le hace un ejercicio que cualquier jugador, tenga la edad que tenga puede realizarlo.

En edades muy pequeñas el control podrá ser en dos o tres toques y la conducción será más lenta. Pero en edades con un cierto nivel técnico, el control será orientado y la conducción será rápida.

Los pases serán rasos y fuertes pero si el nivel es suficiente, se podrán hacer elevados, así también practicaremos el control de balón cuando lo recibimos en elevación.

Esperamos que os haya gustado y que lo pongáis en práctica en vuestros equipos.


También te puede interesar:

20 de julio de 2011

Entrenamiento a niños de 10 a 13 años

el entrenamiento para niños entre 10 y 13 años
Entrenamiento a niños de 10 a 13 años
La siguiente etapa de crecimiento para el aprendizaje o crecimiento es la que se da cuando los jugadores tienen entre 10 y 13 años.

Durante esta fase es cuando los jóvenes jugadores empiezan a fijar todo lo adquirido en las anteriores etapas.
Todos los movimientos motrices tienen que buscar ya la eficacia en el movimiento para conseguir los objetivos marcados en cada acción.

Están en la edad ideal para que por medio de juegos, consigan realizar movimientos base para la realización de cualquier deporte. Ya sean deportes individuales como atletismo o natación o deporte en equipo como fútbol.

En estas edades es cuando los niños tienen que empezar a decidir en especializarse en un deporte. Para ello, hay que hacerles ver a través de la enseñanza de los aspectos más atractivos de la actividad. Consiguiendo que se interesen y que se diviertan superando los retos que se les planteen.

Hasta ahora, la condición física no era un aspecto a tener en cuenta en demasía. En estas edades ya sí que hay que prestar atención a este factor. Hay que empezar a trabajar el aspecto físico para ir inculcando unos hábitos de entrenamiento que les sirva para la siguiente etapa.



La energía que los chicos tienen a estas edades hay que reconducirla para que trabajen la parcela física, haciéndoles ver que conlleva un valor añadido para el desarrollo del juego. También hay que trabajar aspectos como atención, memoria, percepción… todos estos aspectos se empiezan a trabajar en esta edad.

A partir de los diez años en las chicas y de los 12 en los chicos se acelera el desarrollo físico de ambos. Es aquí donde hay que aprovechar los beneficios físicos que adquieren. Podrán trabajar más tiempo porque su cuerpo es capaz de generar más energía. Su consumo de oxigeno mejora, con lo cual su rendimiento físico también y
su lateralidad motriz está perfectamente definida con lo que se puede trabajar para perfeccionar habilidades motrices complejas.

Su percepción espacio y tiempo empieza a funcionar al cien por cien, como consecuencia son capaces de anticipar trayectorias, adecuar ritmos de carrera con un objetivo y sincronizar los movimientos para la realización de acciones que lo requieran.

Así pues podemos decir que están en una etapa en la que la intensidad del trabajo y la especialización son factores fundamentales en los entrenamientos de los jugadores.

Como ejemplo de entrenamiento para estas edades y teniendo en cuenta lo que hablábamos de la especialización de los movimientos, podemos ver el siguiente video para el perfeccionamiento del control de balón


.





También te puede interesar:





Entrenamiento a niños de 4 a 6 años
Entrenamiento a niños de 7 a 9 años
Aprender a enseñar
Aprender a enseñar II

Ejercicios de regate



Para el entrenamiento del regate os mostramos dos simples ejercicios para realizar cuando se está empezando. 

Recordar la importancia del buen manejo de balón y de la buena conducción para poder realizar el regate. Una vez que consigamos encarar bien al rival, es importantísimo hacer una finta para engañar al contrario.

En los siguientes ejercicios antes de sobre pasar al rival, recordad hacer una finta para ir cogiendo el hábito para ponerlo en práctica en el futuro.

El material que necesitamos va a ser balones y conos únicamente.

Ejercicio de regate sin defensor




  Los jugadores A y B salen de sus respectivos cono

  Ambos conducen el balón hacía el otro cono en línea recta

  Cuando se encuentran en el centro, hacen una finta y salen por un lado conduciendo el balón

  Dejan el balón a los jugadores C y D respectivamente

  Los jugadores C y D repiten la misma acción.



Como veis en este primer ejercicio no hay un defensor, aprovechamos al compañero con balón para la realización de la finta imaginándonos que fuera un rival.

Las fintas que realizamos las vamos variando para practicar distintos regates.

Ejercicio de regate con defensor





En este ejercicio ya introducimos la figura del defensor, aunque va a ser una defensa suave sin el objetivo de robar. Simplemente obligar al compañero atacante a la realización de la finta.

  Los jugadores con balón salen de su cono

  En el medio están los defensores que obstaculizan el avance

  Los jugadores con balón hacen una finta y sobrepasan al defensor

  Conducen hasta el siguiente cono y empiezan de nuevo



El entrenador determinará la duración del ejercicio y cambiaran los atacantes por los defensores. Así todos los jugadores practican el regate.

Una vez que dominamos el ejercicio, podemos aumentar la intensidad del ejercicio diciendo a los defensores que intente robar el balón. Se puede hacer a modo de juego y por cada regate sumar un punto para el equipo atacante y por cada robo de balón sumar un punto para el equipo defensor.

Al término del tiempo que marque el entrenador, el equipo que menos puntos haya conseguido pierde y realiza un ejercicio de castigo. Por ejemplo abdominales.


También te puede interesar:


Ejercicios de velocidad
El entrenamiento
El regate y la finta