Mostrando entradas con la etiqueta fútbol sala. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta fútbol sala. Mostrar todas las entradas

10 de agosto de 2011

Entrenamiento a niños de 14 a 17 años

entrenamiento niños de 14 a 17 años

Durante los anteriores reportajes sobre este tema, hemos tratado de explicar que en cada una de las fases de crecimiento por las que pasan los niños, los entrenamientos y los ejercicios tienen que estar pensados en función a su edad. 

En esta última fase antes de ser senior, los niños entre 14 y 17 años, es importante controlar los ejercicios y su dificultad para que los niños puedan ir realizándolos progresivamente y ayudar a su desarrollo.

Así mismo, las capacidades motrices que se van adquiriendo en el crecimiento, hay que fomentarlas y practicarlas para su correcto aprendizaje.

En esta última etapa, que va desde los 14 años a las 17, los chicos estarán motivados por distintos aspectos.

Factores de motivación



  El control de los movimientos: cuando un chico de esta edad es consciente de su dominio en los movimientos, estará motivado para aprender y mejorar. Para ello, la base física y de movimientos que haya adquirido en las etapas anteriores será fundamental para su perfeccionamiento.

  Fortaleza física: la motivación que le da la fortaleza física es muy importante, una buena condición física que le permita desarrollar la actividad a la perfección, ayuda a que los chicos quieran seguir practicando.

  El cuerpo atlético: los chicos a estas edades valoran mucho su aceptación social y éxito en los grupos de amigos. El desarrollo corporal que provoca la práctica deportiva está muy valorado en los grupos sociales.

  Éxito en las competiciones: la participación en competiciones, aceptación de reglamentos y la aceptación de las normas les hace sentir mayores. Los adultos son los que han puesto estas normas y competiciones y los chicos se sienten adultos al participar en ellas.


A estas edades los chicos que realizan una práctica deportiva regularmente, en nuestro caso el fútbol, tiene dos necesidades principales.

  Mejora técnica: la superación de las situaciones cada vez más exigentes durante el desarrollo del juego, les hace querer perfeccionar su técnica, y el entrenador debe aprovecharlo adecuando los ejercicios y entrenamiento

  Mejora condición física: en esta última etapa quieren mejorar su rendimiento. Y para ello tiene que darle importancia a la condición física, por eso los entrenadores deben dar importancia a la preparación física.



Tal vez esta sea la edad límite para dedicarse profesionalmente al fútbol, los chicos que con 17 años no hayan adquirido un cierto nivel, tendrán muy difícil la practica a alto nivel. El Milán, conjunto italiano ganador de 7 copas de Europa, lo sabe y realiza campus a jugadores desde 5 años a 17.

En el siguiente video podéis ver un fragmento de un entrenamiento, esperamos que os guste.


También te puede interesar:

Entrenamiento a niños de 4 a 6 años
Entrenamiento a niños de 7 a 9 años
Entrenamiento a niños de 10 a 13 años

20 de julio de 2011

Entrenamiento a niños de 10 a 13 años

el entrenamiento para niños entre 10 y 13 años
Entrenamiento a niños de 10 a 13 años
La siguiente etapa de crecimiento para el aprendizaje o crecimiento es la que se da cuando los jugadores tienen entre 10 y 13 años.

Durante esta fase es cuando los jóvenes jugadores empiezan a fijar todo lo adquirido en las anteriores etapas.
Todos los movimientos motrices tienen que buscar ya la eficacia en el movimiento para conseguir los objetivos marcados en cada acción.

Están en la edad ideal para que por medio de juegos, consigan realizar movimientos base para la realización de cualquier deporte. Ya sean deportes individuales como atletismo o natación o deporte en equipo como fútbol.

En estas edades es cuando los niños tienen que empezar a decidir en especializarse en un deporte. Para ello, hay que hacerles ver a través de la enseñanza de los aspectos más atractivos de la actividad. Consiguiendo que se interesen y que se diviertan superando los retos que se les planteen.

Hasta ahora, la condición física no era un aspecto a tener en cuenta en demasía. En estas edades ya sí que hay que prestar atención a este factor. Hay que empezar a trabajar el aspecto físico para ir inculcando unos hábitos de entrenamiento que les sirva para la siguiente etapa.



La energía que los chicos tienen a estas edades hay que reconducirla para que trabajen la parcela física, haciéndoles ver que conlleva un valor añadido para el desarrollo del juego. También hay que trabajar aspectos como atención, memoria, percepción… todos estos aspectos se empiezan a trabajar en esta edad.

A partir de los diez años en las chicas y de los 12 en los chicos se acelera el desarrollo físico de ambos. Es aquí donde hay que aprovechar los beneficios físicos que adquieren. Podrán trabajar más tiempo porque su cuerpo es capaz de generar más energía. Su consumo de oxigeno mejora, con lo cual su rendimiento físico también y
su lateralidad motriz está perfectamente definida con lo que se puede trabajar para perfeccionar habilidades motrices complejas.

Su percepción espacio y tiempo empieza a funcionar al cien por cien, como consecuencia son capaces de anticipar trayectorias, adecuar ritmos de carrera con un objetivo y sincronizar los movimientos para la realización de acciones que lo requieran.

Así pues podemos decir que están en una etapa en la que la intensidad del trabajo y la especialización son factores fundamentales en los entrenamientos de los jugadores.

Como ejemplo de entrenamiento para estas edades y teniendo en cuenta lo que hablábamos de la especialización de los movimientos, podemos ver el siguiente video para el perfeccionamiento del control de balón


.





También te puede interesar:





Entrenamiento a niños de 4 a 6 años
Entrenamiento a niños de 7 a 9 años
Aprender a enseñar
Aprender a enseñar II

30 de junio de 2011

Entrenamiento a niños de 7 a 9 años

entrenamiento a niños entre 7 y 9 años
Niños jugando al fútbol

Durante la fase de crecimiento de los niños, se desarrollan distintas capacidades físicas que un entrenador tiene que intentar fijar para el buen aprendizaje de cualquier actividad física.

Cuando un niño o jugador tiene entre 7 y 9 años, se empiezan a fijar las capacidades motrices que ha adquirido en la etapa anterior (de 4 a 6)

Para ello, los entrenamientos deben estar encaminados a que el uso de estas capacidades físicas se ponga en práctica de una forma más compleja y precisa.

  • Los desplazamientos tienen que empezar a tener un objetivo. Conseguir llegar a un punto antes que los compañeros, tener que evitar un obstáculo o participar en una carrera de relevos, no solo le va a permitir desarrollar su desplazamiento con velocidad y precisión, también va a hacer que empiecen a pensar como ganar al compañero. Esto hará que tengan que desarrollar astucia y táctica para conseguir ganar.
  • El desarrollo de la fuerza, coordinación y equilibrio se trabaja perfectamente con los saltos. En estas edades empezaremos a poner en práctica el uso de saltos durante el entrenamiento. Aunque no será hasta la siguiente etapa donde dominen su cuerpo de forma que hagan los saltos de forma equilibrada, es bueno que empiecen a darse cuenta de cómo impulsarse y como caer.
  • La posibilidad de variar una carrera bruscamente, girarse hacía un lado o hacia el otro nos dará un aporte a su coordinación importantísimo de cara a su desarrollo. Nos dará la posibilidad de que los niños empiecen a fijar la percepción espacial y temporal para hacer las acciones en el momento preciso. El uso de juego de persecución puede ser bueno para esta práctica
  • Hasta estas edades los jugadores están más acostumbrados a transportar el balón que a pasárselo a su compañero. Así que es bueno la práctica de lanzamiento y recepción de objetos. Los ejercicios de pase le darán al niño la posibilidad de empezar a calcular la fuerza necesaria para llegar al objetivo. Tendrán que tener en cuenta la velocidad, distancia y trayectoria para la mejora de la precisión del pase. 



Consideraciones

  1. Debemos fomentar su afán de superación
  2. Los juegos con normas les empiezan a interesar  
  3. Los entrenamientos ya requieren cierta intensidad para mantenerles motivado
  4. No mantienen mucho tiempo actitud de trabajo así que mezclar con juego  
  5. Fomentar los juegos de equipo
  6. La habilidad motriz la valoran mucho entre ello 
  7. Mejoría de las percepciones sensoriales hace que mejoren la coordinación
  8. Fomentar ejercicios para la mejora del equilibrio  
  9. Fomentar ejercicios de persecución

También te puede interesar:

Entrenamiento a niños de 4 a 6 años
Aprender a enseñar
Aprender a enseñar II

10 de junio de 2011

Entrenamiento a niños pequeños de 4 a 6 años.

Entrenamiento niños menores de 6 años
Entrenamiento niños menos de 6 años
Cuando una persona es entrenador o simplemente quiere enseñar a su hijo a jugar al fútbol tiene que tener en cuenta qué edad tiene o tienen los jugadores o niños que va a entrenar.

A lo largo del crecimiento de un niño, existen varias fases en las que su cuerpo y mente son capaces de desarrollar distintas cualidades motrices.

Este hecho es muy importante de conocer para evitar un entrenamiento demasiado complicado o demasiado sencillo.

Estas fases las podemos dividir en cuatro en función de las edades.
  • Entre 4 y 6 años
  • Entre 7 y 9 años 
  • Entre 10 y 13 años
  • Entre 14 y 17 años

Entrenamientos a niños de 4 a 6 años

15 de mayo de 2011

Dimensiones campo de fútbol sala


Las medidas de la pista o cancha de fútbol sala

Al igual que pasa con el fútbol, el fútbol sala o futsal también tiene sus especificaciones en cuanto a las medidas de la superficie de juego.

La FIFA al igual que para el fútbol, también es el organismo que se encarga del establecimiento de estas medidas y queremos mostraros las dimensiones oficiales para las pistas del fútbol de salón.
Por regla general las superficies serán lisas y poco abrasivas, la mayoría de madera o parquet o de material sintético. En algunos países, para las competiciones nacionales permiten césped artificial pero no es lo más usual.

La pista está compuesta por dos líneas de banda y dos líneas de meta. Éstas forman un rectángulo. La longitud tiene que estar entre los 25 metros y los 42 metros como máximo. La anchura tiene que estar entre los 16 metros y los 25 metros.

Cuando el partido que se disputa es internacional, el rango de las medidas se reduce siendo la longitud entre 38 y 42 metros y la anchura entre 20 y 25 metros.Normalmente las pistas suelen tener las medidas de 40 X 20. 

En cada lado habrá un área penal, que tendrá una dimensión de seis metros desde la línea de meta. 
Esta área es la superficie de juego donde el portero puede utilizar las manos. 



En el futsal hay dos puntos de penal, el primero se sitúa a seis metros (coincide con la línea de área) y el de doble penal que será a una distancia de 10 metros desde la línea de meta.



El primer penal, el situado a seis metros es para los lanzamientos de las faltas cometidas dentro del área y el de doble penal para los lanzamientos sin barrera de las faltas cometidas a partir de la quinta acumulada.

Las porterías se situaran sobre la línea de meta. Los postes y larguero deberán de ser de madera o metal con una forma rectangular, cuadrada o la que más de moda se está poniendo ahora, redonda.
Las dimensiones serán de 3 metros de ancho por 2 metros de altura, siendo 8 cm la anchura de postes y largueros.
 
 
Una de las normas que más hincapié se ha hecho en los últimos años es el anclaje o sujeción de las porterías. Para evitar accidentes, las porterías tiene que poder desplazarse por si hay un choque contra ellas, así el impacto será menor. Pero tiene que ir de forma que no puedan volcar y así evitar que se caigan encima de los jugadores. Normalmente van enganchadas por la parte alta con cadenas a los soportes que hay detrás de ellas.

También te puede interesar:

5 de mayo de 2011

Conducción de balón

conducción de balón


Siguiendo con la línea de aprendizaje de anteriores reportajes, en éste hablaremos de la conducción.

La conducción se define como: “Es la acción que realiza un jugador al desplazar el balón desde una zona a otra del campo, con toques sucesivos y manteniendo el control sobre él”

En edades tempranas, se tiene que enseñar al jugador a como se hace una conducción pero también cuando se tiene que realizar. Esto para un entrenador tiene que ser básico para evitar una excesiva conducción en edades más adultas.

Tipos de conducción

Según la superficie de contacto entre el jugador y el balón, podemos clasificar varias formas de conducción:
  • Interior: principal en los inicios de aprendizaje de los jóvenes jugadore
  • Exterior  
  • Empeines interiores y exteriores: la más utilizada
  • Empeine total  
  • Planta
  • Muslo, pecho y cabeza
Interior

La conducción con interiores del pie debe ser la primera a inculcar en la iniciación. Aunque es una conducción más lenta que las demás, para el jugador aprendiz resulta ser la más sencilla al ser una superficie de contacto relativamente grande.

Para realizarla, se girará levemente la cadera cada vez que golpeemos suavemente el balón para que así podamos llevar el balón en línea recta.


Exterior

Esta superficie de contacto apenas se utiliza para una conducción, es lenta y muy difícil de conseguir llevar el balón en línea recta.


Empeine interior y exterior

La más utilizada y también la que más dificultad tienen los niños en aprenderla. Su dificultad radica en el intercambio continuo de superficies de contacto para evitar que el balón se desvíe de la trayectoria. Se van dando golpes al balón con el empeine exterior e interior de forma alternativa.



Empeine

Se utiliza a la vez que el empeine exterior e interior y se puede combinar para hacer una conducción más efectiva y rápida.

Planta

Conducción que tiene a ser lateral, aunque con práctica podemos conseguir una conducción en línea recta.
La seguridad es su principal características puesto que tiene una gran superficie de contacto, tenemos el balón muy protegido y podemos salir a cualquier dirección.

Muslo, pecho y cabeza

Prácticamente no utilizados para hacer conducción elevada dada su dificultad.


Aspectos básicos en la conducción

  • Usar la parte delantera de la planta, la zona próxima a los dedo
  • El golpeo al balón tiene que ser muy suave 
  • El balón y el pie tiene que ir muy junto
  • La planta tiene que estar inclinada en el momento del contacto con el balón  
  • Trabajar todos los tipos de conducción para que en situaciones de juego real podamos ser eficaces en cada acción

Otros tipos de conducción

Podemos diferenciar más tipos de conducción dependiendo de la trayectoria del balón o de la presencia de oponentes.
  • Trayectoria del balón: lineal, con giros, zigzag, y en curva
  • Presencia de oponente: dorsal, lateral, frontal, sin oponente
En la conducción con oponente tendremos que poner en práctica la protección de balón. Y la conducción variará dependiendo donde se sitúe.

Para terminar, hay que inculcar dos aspectos importantísimos a los niños en su etapa de aprendizaje:

  • Control del balón en todo momento y no hacer lo que quiere el balón
  • Levantar la vista para tener una visión global de lo que pasa.

En el siguiente video podemos ver distintos ejercicios de técnica para etapas jóvenes de aprendizaje, fijaros en los de conducción y en las distintas formas de realizarlas. (minuto 2:08)




También te puede interesar



Calentamiento portero fútbol sala

Calentamiento portero de futsal

Para que un portero comience un partido, tiene que realizar un calentamiento de portero de fútbol sala previo a la disputa del encuentro que le permita comenzar el juego de la mejor forma posible.

Para eso se hacen una serie de ejercicios con una intensidad suficiente para activar al portero. Un ejemplo de calentamiento puede ser la siguiente combinación de ejercicios:

15 de abril de 2011

Acciones tácticas ofensivas en el fútbol sala

acciones tácticas ofensivas

Dentro de las acciones tácticas ofensivas que existen dentro del fútbol sala podemos distinguir:


  • Ataque
  • Contraataque
  • Desmarque
  • Rotaciones
  • Espacios libres
  • Apoyos y bloqueos
  • Temporizaciones

25 de marzo de 2010

Entrenamiento técnico


ejercicio técnico, método analítico
Ejercicio técnico, método analítico
Objetivos y principios del entrenamiento técnico.

Como ya sabemos la técnica son los gestos que tienen que realizar los jugadores en cada una de las acciones en que interviene en el desarrollo del juego.

Por eso, su entrenamiento es una parte importante del aprendizaje de los jugadores y los entrenadores deben poner especial atención en esta parcela.